Profil

Declaratión de Graz para el desarrollo solidario

No creemos que podamos mejorar el mundo entero.

Sin embargo, ¿no le parece que

 

  • a través del contacto personal,
  • a través encuentros multiculturales
  • en estructuras sencillas
  • en pequeños proyectos

 

podemos cambiar poco a poco la desigualdad en el mundo?

 

¿QUÉ ES LA “DECLARACIÓN DE GRAZ”?

Al principio de los años 70 un grupo de ciudadanos de Graz se fijó una cuota voluntaria para apoyar a los países del Tercer Mundo. Gracias a esta iniciativa se fundó la asociación “Declaración de Graz” para la cooperación solidaria con los países del sur.

 

NUESTRO CONVENCIMIENTO

Estamos convencidos de que las causas del empobrecimiento y la situación desesperante de estos países son las siguientes:

  • Durante cientos de años del periodo del imperialismo los países colonizadores se apropiaban de las materias primas y del trabajo realizado.
  • Al llegar a su final la era del colonialismo no se eliminó explotación de la mano de obra sino que continuó
  • El orden de la economía mundial dictada por el norte

Entre tanto las clases dirigentes de los países del sur han tomado en sus países el papel de los explotadores de ayer.

 

CONSTATAMOS

Estamos convencidos de que el público tiene darse cuenta de que la relativa prosperidad del hemisferio del norte es solo una cara de la medalla de la “economía mundial” y que la otra cara es la pobreza de los países del sur.

 

LA SITUACIÓN ACTUAL

Observamos que la economía en la fase de la globalización se encuentra en una crisis muy grave. El crecimiento económico constante que se veía desde la Segunda Guerra Mundial ha terminado inevitablemente. Hoy en día, para evitar la reducción del beneficio ocasionada por la sobreproducción,  se desarrolla una competencia cada vez más dura por mercados y centros de producción.

 

¿QUÉ PODEMOS HACER?

Tenemos que concientizar a la gente de que este tipo de desarrollo pone en peligro las condiciones de vida y de supervivencia de aquellas personas que no pertenecen a la elite del capital internacional sino que viven del trabajo, sobre todo la gente del sur que tiene las peores condiciones de trabajo como las mujeres, los niños, los discapacitados, los desplazados y los exiliados

 

Hacemos hincapié en las personas del sur que no gozan de protección por parte del Estado y que, en general, no tienen acceso al trabajo. Debemos evitar que las agencias económicas internacionales pongan en peligro la posibilidad de estas personas de de llevar una vida digna e independiente.

 

DEBEMOS TENER CLARO

Debemos ser conscientes de hasta qué punto nos hemos acostumbrado a los condicionamientos del sistema capitalista:

  • A la obsesión por el éxito y el consumo, y por aumentar las posesiones.
  • A ignorar las consecuencias catastróficas que estos condicionamientos tienen sobre el entorno social y natural.
  • A ignorar las consecuencias que algunas tecnologías peligrosas tienen para la gente y la naturaleza.

 

EVITAR LO PEOR

¿Cómo podría evitarse que todo el planeta se convirtiese en un escenario de lucha por el aumento de los beneficios de una minúscula élite económica, una lucha que amenaza con destruir el equilibrio social y ecológico mundial?

  • Apoyamos enérgicamente aquellos movimientos que, basándose en derechos políticos y sociales elementales y agotando todos los medios legales, luchan a nivel mundial por acabar con las desventajas económicas de los países independientes del sur y por reforzar sus derechos.
  • La humanidad debe concientizarse de que, para mantener la paz mundial, hay que respetar ciertos valores que faciliten una seguridad material, espiritual y social para todos los seres humanos. Este proceso debe tomar en cuenta las necesidades básicas de toda la población y la protección cuidadosa y constante de la naturaleza, pero, sobre todo, debe orientarse hacia solidaridad voluntaria y consciente con todas las personas del mundo cuyo derecho a la vida se ve amenazado.

 

OTRO MUNDO ES POSIBLE

 

La Declaración de Graz se siente unida con todos los movimientos sociales que tienen las mismas metas tales como movimientos pacifistas, movimientos ecológicos, iniciativas de ATTAC y los movimientos a favor de la mujer alrededor de todo el mundo.

 

EL CAMBIO COMIENZA POR NOSOTROS MISMOS

Estamos convencidos que la obsesión por el consumo y el éxito perjudican los valores esenciales de nuestra vida. Por eso dedicamos una pequeña parte de nuestro bienestar a la financiación de proyectos para el desarollo autónomo en algunos lugares del Tercer Mundo. Hasta ahora hemos recaudado 376.300 euros para apoyar más de 25 proyectos con el objetivo de mejorar un poco la situación de algunas personas en Africa, Latinoamérica y Asia.

Apoyamos trabajo de información en Austria sobre estos temas y también apoyamos otras iniciativas sociales en Austria.

Nosotro mismos elegimos los proyectos que financiamos y le damos importancia al contacto directo con las personas que se encargan de estos proyectos en los países receptores.

 

SOBRE EL TRABAJO EN NUESTRO PROYECTO

Los derechos humanos son indivisibles e inalienables. No pueden ser derogados por ninguna concepción religiosa o cultural. Fomentamos entonces sobre todo grupos que se han propuesto metas emancipatorias.

En consecuencia concedemos prioridad a:

  • Proyectos que luchen contra la pobreza en el campo y en la ciudad, tales como el autoabastecimiento de la población con productos autóctonos.
  • Proyectos contra la destrucción del medio ambiente y por el mantenimiento de un entorno de respeto a los derechos humanos y del ambiente natural.
  • Proyectos que tengan por objeto la alfabetización, la mejora de la educación y el fomento de los oficios manuales. Estos proyectos tienen que considerar el conocimiento y las capacidades que ya posee la gente.
  • Proyectos que tengan en cuenta la identidad cultural y las tradiciones existentes del grupo destinatario.
  • Proyectos que apoyen a grupos de mujeres que trabajan para su independencia económica, social y política.
  • Proyectos que luchen contra la explotación laboral de los niños.
  • Proyectos que se ocupen con la creación, el mantenimiento y el fomento de la salud y de la medicina preventiva.
  • Intentamos fomentar no sólo proyectos individuales, sino también programas que incluyen a varios proyectos similares.

 

EXIGENCIAS A NUESTRO GOBIERNO

  • Aumento del presupuesto dedicado a la “ayuda al desarrollo” hasta cumplir la meta que Austria misma se fijó del 0.7% del PIB. Dentro de esta meta no deben esconderse medidas de fomento a las exportaciones. La financiación deberá realizarse a través de un impuesto para la estabilización de las materias primas.
  • Colaboración activa de Austria en la política de condonación de la deuda que debe limitarse a beneficiar aquellos países que estén dispuestos a respetar los Derechos del Hombre y a proteger el medio ambiente.

En sus 30 años de existencia, el proyecto de la Declaración de Graz ha conseguido un total de 627.970,- euros, tanto en Austria como en el extranjero, para países de Latinoamérica y África.

 

(Trad. de Miguel Gamboa y estudiantes de traducción del semestre de verano de 2008)